Los 100 días de Andújar

0
144

Por: Joel Suero

Por años ha sido una tradición tomar como termómetro de expectativa gerencial de las autoridades electas los primeros 100 días de gestión, eso en tiempo normal.

Hoy en día todas las autoridades municipales que asumieron sus alcaldías el pasado 24 de abril han estado en una continua situación de emergencias producto del Covid-19, por lo cual se complica poder evaluar como normalmente se hace sobre ciertas acciones.

En ese sentido, evaluar en las actuales circunstancias lo que en tiempo normal (sin pandemia, ni Estado de Emergencia) siempre se hace sería un acto de incomprensión y si se quiere deseos de joder o llamar la atención.

Más si embargo, como municipio es un derecho legal exigir a José Andújar lo que como candidato prometió en beneficio de Santo Domingo Oeste, pero la realidad antes señalada impone la cordura y la paciencia para poder hacerlo.

Ahora bien, algo se debió ejecutar en estos 100 días de gestión, y al indagar podemos precisar algunas como la activa fumigación con brigadas en los sectores, la limpieza de cañadas (una demanda permanente de los llamados comunitarios de SDO), el anuncio del plan de recuperación de áreas verdes y espacios públicos, la rehabilitación del seguro médico de los empleados, así como la carnetización de estos. Por igual ir eliminando los vertederos improvisados, entre otras.

Lo que si queda claro es que Andújar, ahora con un gobierno central a su favor, tendrá la posibilidad de accionar con obras puntuales y significativas en beneficio de Santo Domingo Oeste las cuales no pueden exceder su primer año de gestión. Obras, que para este municipio todo lo que se haga será nuevo e impactante.

En cuanto a las deudas heredadas, dígase los 85 millones de pesos a la compañía recolectora de basura, los 4 millones a la cooperativa de empleados, los 15 millones a la DGII, que estas puedan ser saldadas y que al finaliza el año no se extienda la deuda de 9 millones de pesos con el Banco de Reservas para pago de la regalía pascual, sino que la misma se entregue con los recursos propios que genera la alcaldía.

Quienes habitualmente leen mis artículos esperarían conocer nuestra opinión respecto a las cancelaciones, pero solo les puedo decir que más adelante hablaría al respecto sobre este normal suceso, no obstante, sería injusto no reconocer la participación en esta nueva administración local de buenos amigos muy bien preparados como Bunnel Ramírez, Edwing Feliz, Amerfi Cáceres, Eduardo Santos, Amaurys Sánchez y Juan Castillo (este último con quien he tenido diferencias políticas muy fuertes) en los cuales reposa una gran responsabilidad gerencial.

Hasta el momento no puedo precisar cuál ha sido el rol de los regidores para fortalecer la gestión, la transparencia y las acciones en pro de la municipalidad, pero si me puedo permitir señalar que los munícipes y el alcalde cuentan con concejales decididos y de buenas intenciones, entre los que sin titubear puedo mencionar a Michael Matos, Indhira de Jesús, Tony Acosta, Víctor Jiménez, Adhamilka Espinal y Vinicio Aquino.

Ojalá, luego de este escrito podamos conocer la participación en porcentaje que tienen la juventud y la mujer dentro de los puestos administrativos.

Se que algunos dirán que las acciones realizadas son sencillas, pero eso va depender con el criterio que cada quien pudiera verlo. En mi caso, políticamente no tengo motivo alguno para aplaudir o secundar a la actual gestión, pero como munícipe y profesional de la comunicación no tengo motivos para secundar a quienes de manera alegre o chantajista buscan sacar partida a los tradicionales 100 días.

Será hasta una próxima entrega mis queridos amigos lectores, como cada lunes y miércoles, y recuerden, sonrían siempre.

Dejar respuesta